Reflexoterápia y sus beneficios

La Reflexoterápia Podal es una terapia complementaria y holística que se basa en la idea que en una parte del cuerpo (Microcosmos) podemos encontrar todo el cuerpo (Macrocosmos). Aplicado a la Reflexología Podal significa que en las plantas de los pies vemos el reflejo de todo el resto del cuerpo. De tal forma podemos, al masajear las diferentes zonas en la planta del pie, tratar las dolencias y enfermedades de los órganos. El fin de este tratamiento es activar las defensas propias del cuerpo para fomentar una autocuración del organismo.

Con la reflexoterápia se puede tratar cualquier persona, hombres, mujeres, niños, ancianos, bebes y embarazadas. El tratamiento activa sobre todo nuestro sistema sanguíneo y lo mantiene flexible. Eso es la base fundamental de una nutrición abundante de todos los tejidos y órganos que nos garantiza a su vez su buen funcionamiento en todas las situaciones de nuestra vida. La reflexoterápia nos facilita una herramienta de combatir el estrés diario al relajar nuestro cuerpo de una forma suave y a la vez muy profundo. Nos ayuda a aliviar cualquier tipo de dolor, desde tensiones musculares como tortícolis, dolores en las articulaciones hasta dolores orgánicos como gastroenteritis. El tratamiento activa nuestra capacidad de autocurarnos y nos reconecta con nuestro cuerpo para sensibilizarnos y escuchar sus necesidades. Es un tratamiento excelente para la prevención de enfermedades y nos proporciona un equilibrio tanto físico, mental y emocional por su actuación en los diferentes planos de nuestro cuerpo, tanto físico como energético.

Las enfermedades más comunes tratadas con Reflexoterápia son:

Cefaleas, colon irritable, infertilidad ambos sexos, cólicos renales, cólicos de vesícula, úlceras gástricas y duodenales, irritaciones de esófago, acidez estomacal, reflujo diurno y nocturno, dolores de articulaciones, túnel carpiano, estrés, depresión, estados de angustia, nódulos mamarios, problemas de próstata, trastornos post menopáusicos, trastornos de regla, incontinencia urinaria. Enfermedades que se acompañan de dolor y/o espasmo como ciáticas, lumbagos, artrosis, asma, úlceras etc. Estados de sobrecarga (física y psíquica), estados de atonía, hipertonía, flacidez, atrofia, hipertrofia, traumatismos.

Los pies son la base sobre la que se asientan la musculatura y la estructura ósea, y quienes nos permiten transitar por el mundo.
Desde el punto de vista fisiológico, los pies son la base para el alineamiento apropiado de las rodillas, las caderas, y la parte inferior de la espalda. Dado que tus pies son tan importantes, mantenerlos felices puede agregar propiciarle una importante sensación de bienestar general al cuerpo entero.


Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.