Así pareces, así eres Para realizar un estudio morfopsicológico hay que examinar el rostro en su conjunto. Una nariz, por ejemplo, puede significar cosas muy distintas en función de la cara en la que esté ubicada. No existen, por lo tanto, correspondencias absolutas y los detalles de los que los expertos extraen lecturas –una arruga …