SISTEMA DIGESTIVO: hernia de hiato, acidez, reflujo gástroesofágico, colon irritable, estreñimiento crónico.
SISTEMA NERVIOSO: Ansiedad, estrés, angustia, insomnio, taquicardias, tratamientos para dejar de fumar.
SISTEMA MÚSCULO-ESQUELÉTICO: contracturas, cervicalgia, lumbalgia, migraña, dolor de espalda, ciática, hernia discal, artrosis, artritis, problemas circulatorios, crisis de dolor.
SISTEMA ENDOCRINO: Problemas de tiroides, adelgazamiento, desórdenes alimenticios, pólipos, miomas.
SISTEMA RESPIRATORIO: asma, bronquitis, rinitis, laringitis, faringitis y tos.
PROBLEMAS DE LA PIEL: eccema, herpes, alergia, psoriasis.