La Dietética China es un tipo de alimentación que cada vez se tiene más en cuenta, debido a la creciente concienciación de la gente con respecto a comer de la forma más sana y adecuada para su cuerpo.

Los chinos, así como otras culturas milenarias, atribuyen a los alimentos ciertas cualidades energéticas que llegan a influir sobre los estados anímicos y físicos. La correcta combinación de los alimentos puede hacer que una persona se sienta mejor, incluso pueda corregir problemas dietéticos. La principal premisa que se sigue es que todos los sabores estén presentes en el mismo menú, ya que esto ayuda a mantener el equilibrio interno del organismo.

Lo primero que se hace es un estudio completo de la persona para determinar qué tipo de alimentos son los que le conviene, y en que medida. Así se llegan a conocer los puntos débiles de la persona, para poder seleccionar los alimentos que tonifiquen o dispersen su energía vital, así como las proporciones que determinen el bienestar físico y mental del individuo. Estas proporciones varían de una persona a otra, pero básicamente se trata de combinar un 50% de cereales, un 20% de verduras, un 10% de legumbres y semillas (de calabaza, sésamo, etc…), otro 10% de frutas y frutos secos y el resto serian productos de origen animal, preferiblemente pescado.

En la Dietética China es importante tomar en cuenta la temperatura a la que se ingieren los alimentos, pues esta determinará la correcta digestión de los mismos y su aplicación para determinados fines.

« El que no sabe comer correctamente, no es capaz de vivir »

SUN SI MIAO (célebre médico, 581-682 d.C.)